lunes, 31 de marzo de 2014

Vamos de pesca: Merluza Marinera

No hace falta que os diga lo importante que es comer pescado en nuestra alimentación. O quizá sí?  Las raciones que deberíamos consumir a la semana están entre 5 y 6, igual os parece inalcanzable o difícil de conseguir, pero lo importante es tener esa meta en mente para poco a poco ir aumentando su consumo que debería ser superior al de la carne o por lo menos igual.
Cuando hablamos de ración recomendada son 100g y muchas veces consumimos de una vez un peso superior a ese, o sea que igual en dos días consumimos 3 raciones.
A mucha gente le da pereza el pescado, que si espinas, que si los niños no lo quieren...no vale. Lo que hay que pensar es que nos aporta muchos nutrientes,vitaminas A y D, minerales como el potasio, el calcio, el fósforo, el hierro, y disminuye el riesgo de padecer determinadas enfermedades. Es importante que el aporte de pescado sea tanto blanco como azul.
A los niños hay que ponérselo fácil, yo de pequeña comía mucho pescado, mi padre le quitaba las espinas delante nuestro hasta que fuimos bastante mayorcitos, y aunque lo hiciera él siempre nos decía como hacerlo, hasta el día en que tú te decidías.  Mi madre que es una gran cocinera nos lo ponía muy fácil con el sabor.
Respecto a esto pues hay que ir probando recetas hasta encontrar lo que más les vaya gustando, la receta que os traigo hoy a mi me funciona muy bien. Mis peques se comen así la merluza sin rechistar.
Así que vamos allá

INGREDIENTES
(4Pax)
4 lomos o rodajas de merluza,
1 diente de ajo
1 cebolla mediana
vino blanco
350 ml de fumet o caldo de pescado
1 cucharada de harina
1 cucharadita de perejil
Sal y pimienta
Aceite

Picamos el diente de ajo muy finito, y lo sofreímos con mucho cuidado que no se queme, yo el ajo lo suelo echar con el aceite frío precisamente para controlarlo mejor. Añadimos la cebolla cortada en brunoise, esto es muyyyyyyy picada. Cuando esté ya blandita echamos la cucharada de harina removiendo fuerte que no se nos pegue, hay que dejar que se haga un poco la harina. Entonces echamos un chorrito pequeño de vino blanco y parece que aquello no se unirá nunca pero vosotros no dejéis de remover y a continuación el caldo. Cuando esté ligado salpimentamos y añadimos el perejil picado.


Dejamos que se haga un poco la salsa mientras salamos la merluza . La incorporamos al la salsa y dejamos que se cocer más o menos unos 10 minutos a fuego medio, taparla y vigilar que no se pase, en cuanto veáis que está hecha la retiráis del fuego y ñam, ñam. A los niños servírselo con bastante salsa que así se lo comerán mejor, pero no les dejéis pasarse con el pan.



Hoy cuando la han probado he escuchado: Uf mamá cómo cocinas, este pescado está el triple de bueno que el del cole! Os podéis imaginar mi satisfacción y cuando he visto esos platos limpios, limpios más.

Cosas que no os quiero dejar de contar:

Yo las merluzas las suelo comprar enteras, muchas veces los precios son mejores, pido que me la hagan en filetes y por supuesto a la pregunta de quieres cabeza y espina? la respuesta es sí. Empaqueto los lomos uno por uno con film, compraros los rollos industriales que duran un montón. Una vez hecho esto los congelo y cuando necesito solo hay que meter un cuchillo de los planos por el medio y sacar los filetes que sean. esto luego os ahorra tiempo y es más cómodo para organizarse.




La cabeza y la espina o bien la congeláis también para utilizarla en otro momento o la ponéis a cocer no más de 20 minutos en agua con un chorrito de aceite y sal, le podéis añadir si queréis también media cebolla. Luego guardáis el caldo por un lado y sacáis todo el pescado que lleva la cabeza y la espina, os sorprenderá la cantidad. Estás dos cosas las podéis congelar y las utilizamos en otro momento. O si no tenemos caldo utilizamos el caldo para la receta y guardamos el pescado.
Esto así contado parece un trabajo de la pera pero no lo es y además otro día tendréis un pescado listo para una receta o un caldo disponible.
Yo el caldo que he utilizado hoy lo tenía congelado y era de cocer las cabezas de unos langostinos, por eso la salsa ha quedado así naranja. Qué le queréis echar unos langostinos a la merluza, le van fenomenal y con las cabezas hacéis el caldo que necesitamos.

El último recurso y el que menos me gusta a mí es que utilicéis caldo comprado o en pastilla, tienen muchísimo sodio que no es bueno para nuestra salud y el sabor que dan a la comida, es sabroso pero no es auténtico, no sé si me explico.Yo he restringido su uso a la mínima expresión.

Otro detalle, habéis visto que no he enharinado los filetes, ni los he frito antes. Hace tiempo que lo he dejado de hacer, el pescado queda bien igual, tardo menos y no lleva tanta harina

He puesto 4 lomos pero podéis añadir alguno más sin modificar el resto de cantidades.
Y por último si os sobra salsa, no la tiréis que en breve la aprovechamos para otro plato, la podéis congelar.

jueves, 27 de marzo de 2014

Nuggets de pollo

Y para empezar algo facilito. Espero que con esta receta de nuggets os decidáis a dejar de comprar los congelados o precocinados o preparados en bandejitas o, o, o. Sí, yo también los compraba y no es delito, pero la salud de toda la familia os lo agradecerá.
Son rápidos, fáciles y podéis tenerlos congelados dispuestos para freír. Y además los peques os pueden ayudar y podéis pasar un buen rato con ellos. Los he sacado de un recetario de Thermomix, pero no es necesaria para hacerlos.


  INGREDIENTES:
  4(pax)
  200-250g de pechuga de pollo troceada
  100g de queso rallado
  1 huevo
  sal y pimienta
  Y para empanar y freir:
  harina
  1 o 2 huevos
  pan rallado
  aceite








Picamos con la Thermo o con una picadora la pechuga, el queso, la sal, la pimienta ( sin pasarse) y el huevo, todo junto. Si no tenéis ni Thermo ni aparatito picador,  se me ocurre que podéis picar a cuchillo la pechuga, dejándola muy picadita y luego mezclarla con lo demás. Aunque casi todas las batidoras traen un accesorio picador.

Hacemos bolitas y las aplastamos hasta formar nuestro nugget que no tiene que ser perfecto de forma pero sí compacto. Los pasamos por harina, huevo y pan rallado.
Freímos los nuggets en abundante aceite y listo.

Una vez que están formados y empanados los podemos congelar. Yo los pongo estiraditos unos al lado de otros en bolsas de congelar y luego cuando están congelados ya podéis coger la bolsa darle unos toquecitos, por si se han pegado un poco por los lados, y ya se pueden juntar que no se pegarán. Así cuando necesitéis los freís directamente del congelador a la sartén.
A mi me gusta freír en aceite de oliva; es más sano y recordad no utilizarlo
más de 3 veces porque empieza a degradarse.
A los niños les encantan con ketchup, pues les podemos dar el capricho, no?.


 

321...

Pues aquí estoy, la cuenta atrás ha terminado. Hoy comienza otra aventura en mi vida, he decidido convertirme en blogger, algunos ya lo sabíais otros ya lo sabéis.
Desde aquí pretendo daros recetas, ideas, "consejos" que os ayuden en la supertarea de enseñar a vuestros niños y no tan niños a disfrutar de la comida, a comer sano y a comer variado. Os digo por experiencia que algunas veces tendremos éxito y otras nos lo comeremos nosotros con patatas, no pasa nada.
Yo tengo un público muy variado en mi casa, la que le gusta casi todo y si no le gusta pues se lo come porque dice que se lo tiene que comer; la que la comida le importa un bledo y eso de estar sentada más de cinco minutos seguidos no va con ella; el pequeñín que está aprendiendo; un marido al que le gusta todo y una familia y amigos que cuando vienen me hacen disfrutar como anfitriona.
Luego estoy yo que me encanta cocinar y me encanta comer, a veces cuando esos kilos de más te visitan me pregunto: pero ¿por qué me tiene que gustar a mi todo?, pero en la siguiente comida ya se me ha pasado. 
Espero que disfrutéis, que me hagáis críticas positivas, negativas y sobre todo constructivas.

Y con esto y con todo yo creo que ya podemos empezar con una receta que para eso estamos aquí, no?