jueves, 27 de abril de 2017

Caviar de Fresa con Berberechos

Ya queda muy poquito para el fin de semana y esto se traduce en descanso, tiempo libre, amigos, familia y comiditas o cenitas muy ricas. La receta que os traigo hoy es un bocado perfecto para empezar cualquiera de esas comidas o cenas disfrutonas. Ojito con el plato que ponéis después porque este bocadito pondrá las expectativas muy altas.

Como ya habéis leído el título del post, sabéis que esto va de fresas. Hace poco me encontré con un concurso para bloguer@s de Fresas de Europa, una campaña que se encarga de promocionar la fresa andaluza en Europa. Haciendo clic AQUÍ podéis ver en que consiste todo el proyecto. Y aquí el concurso IIConcursoFresasdeEuropaPara mi era una oportunidad de darle vueltas a esta fruta que me encanta desde que tengo uso de razón y crear un plato diferente con ella. ¿Fresas y berberechos? Seguro que alguno piensa que es una mezcla imposible, pero no es así. Muchas veces, los berberechos se toman acompañados del toque cítrico que le da el limón. La fresa es muy cítrica, así que ¿por qué no iban a hacer una buena pareja? Y así, con la intención de sellar su unión, surgió esta receta que me ha encantado.



INGREDIENTES

200g. de fresas
zumo de una lima y su ralladura
2 hojas de menta
mezcla de cuatro pimientas
sal
azúcar (1 cucharadita de las de café)
Jengibre fresco (trocito de 2x2 cm.)
60g. de agua
1,5g. de agar agar
250g. de aceite de girasol
1 lata de berberechos

Preparación:

En primer lugar metemos el aceite en el frigorífico durante 30-40 minutos. Tiene que estar muy frío. Ponemos en un cazo las fresas cortadas en trozos con el zumo de lima, las hojas de menta, el jengibre rallado, el agua y el azúcar. Salpimentamos y dejamos cocer a fuego medio durante 20 minutos. Ponemos las fresas en el vaso de la batidora y cubrimos con el líquido. Batimos hasta conseguir una crema homogénea. Volvemos a poner a fuego medio y añadimos el agar agar, removemos hasta que se disuelva y volvemos a batir.

Vamos allá con el caviar, a estas alturas todos sabemos que lo llamamos caviar por la forma y la textura que lograremos. Necesitamos una jeringuilla y paciencia. Si la jeringuilla tiene la boca un poquito grande mejor. Vamos echando gotas en el aceite, que se coagularán y darán paso a unas perlas rojas muy vistosas.



Cuando hayamos acabado de hacer todas las perlas las colamos y ya las tenemos listas para servir. Si no las vais a servir en el momento, conservadlas en el aceite.


Vamos distribuyendo el caviar de fresas en los vasitos intercalándolo con los berberechos y terminamos con la ralladura de lima.

La mezcla de sabores es genial y la sensación de las perlas de fresa en la boca completa un bocado que seguro os sorprenderá.










¡Espero que os guste!

martes, 25 de abril de 2017

Magdalenas de Zanahoria y Chocolate

Ayer, para empezar la semana en condiciones, me propuse hacer algo dulce y el resultado fueron estas magdalenas, que empezaron dejando un olor en mi cocina de esos que te hacen sonreír mientras que se hornean y que siguen haciéndote sonreír desde el primer al último bocado.


El flechazo con este plato comenzó con uno de sus ingredientes. Este mes cuando abrí mi Disfrutabox, descubrí como siempre un montón de productos muy apetecibles, pero ¡ay esa tableta de chocolate negro con sésamo de Lindt! No tardé ni cinco minutos que comerme una onza y descubrir que esa combinación de sésamo y chocolate era todo un acierto.



Tenía claro que ese chocolate iba a darle un toque diferente a mis magdalenas porque junto con la zanahoria, la canela, el sésamo y la masa en sí, logran una mezcla de sabores deliciosa.
En casa nos gustaron a mayores y a pequeños, el límite lo puse en dos, porque si por alguno fuera se hubiese comido hasta tres. Los más golosos se reservaron alguna para hoy y a mí al final me tocó media, que no está nada mal de cara a la operación bikini.

INGREDIENTES
(10 magdalenas)

2 huevos pequeños (pesaban sin cáscara 90g.)
60g. de azúcar
50g. de leche
115g. de harina
7g. de levadura química
1 pizca de sal
canela en polvo
semillas de sésamo
110g. de aceite de oliva
50g. de zanahoria
50g. de chocolate negro con sésamo

Batimos los huevos con el azúcar. Cuando los tengamos listos añadimos la leche y a continuación el aceite mientras seguimos batiendo. Rallamos la zanahoria con un rallador muy finito. Mezclamos la harina con la levadura, la ralladura y la pizca de sal. Incorporamos a la mezcla anterior y batimos hasta que bien integrado. Echamos un poco de canela en polvo, cuidado de no pasarse que su sabor es muy intenso, con dos toques es suficiente. Con la mano cortamos el chocolate en trocitos pequeños, reservando una onza para después. Añadimos los trocitos a la mezcla y removemos hasta que se repartan por la masa. Tapamos la masa con film y dejamos reposar en el frigorífico durante una hora.


Una vez pasado el tiempo de reposo, precalentamos el horno posición arriba y abajo a 250º. Echamos la masa en los moldes sin llenarlos hasta el final, que luego crecerán al hornearlas, con tres cuartas partes está bien. Troceamos la última onza que teníamos reservada y ponemos un trocito en el centro de cada magdalena, sin hundirlo. Espolvoreamos un poquito de sésamo y horneamos. En 15 minutos las tendremos listas.





Cuando las saquéis del horno esperad un rato para desmoldarlas. Os costará esperar porque huelen que alimentan y también os costará esperar a hincarles el diente. Eso sí, cuando lo hagáis vais a disfrutar de lo lindo y os arrepentiréis de no haber hecho el doble de cantidad.



¡Espero que os gusten!!


domingo, 9 de abril de 2017

Mi arroz Perfect

El arroz es una de esas cosas que yo creo que gusta a todo el mundo, ¿conocéis a alguien que no le guste el arroz? Yo no. Es un alimento que está bueno de un montón de formas, en esta casa hay una fan del arroz basmati tal cual, bueno cocido sofriendo primero un diente de ajo, pero nada más. Con un plato de arroz basmati la haces feliz. A veces no hay que darle muchas vueltas a las cosas para acertar.

Hace tiempo que comencé a hacer el arroz en olla rápida, primero el blanco para hacer arroz a la cubana y después me fui animando con otras recetas y con otros tipos de arroces. Así que cuando descubrí que Claudia & Julia  y WMF realizaban un concurso de cocina con olla rápida Perfect, lo tuve claro, mi receta sería de arroz. Aquí os dejo el enlace del concurso www.claudiaandjulia.com/concursoWMF2017 



Lo he llamado Mi Arroz Perfect por varias razones. La primera porque es mi receta. La segunda porque está hecho con la olla rápida Perfect de WMF. La tercera porque me ha encantado como ha quedado. La cuarta porque todos en casa se lo han comido genial. Y la última porque lo he hecho con arroz integral, para redondear un plato muy saludable.



Respecto al arroz integral, tarda dos minutos más en hacerse que el arroz normal. Algunos envases ponen que eches más agua para cocerlo que el normal, creo que tres partes por una de arroz. Pero la olla rápida consume poco líquido, así que con dos partes con una de arroz, será suficiente. Ni que decir tiene que podéis utilizar arroz normal.



INGREDIENTES
150g de judías verdes
90g de guisantes
55g de zanahoria
60g. de cebolla
1 diente de ajo
130g de calabacín
1 lata pequeña de pimientos rojos asados  
200g. de filetes de ternera
300g de arroz integral
100g de soja
1 chorrito de vino blanco
200g de agua
comino en polvo
pimienta negra
curry
aceite de oliva







Cortamos todas las verduras en cuadraditos pequeños, menos las judías verdes y el diente de ajo que lo dejamos entero. Echamos un chorro de aceite de oliva en la olla y sofreímos el diente de ajo sin que se queme. Vamos añadiendo primero la cebolla y después el resto de verduras, dejando que se hagan un poco. Añadimos la carne cortada en tiras, damos unas vueltas. Incorporamos el arroz, dejando también que se sofría un poco.






El siguiente paso es añadir los líquidos, la soja, el agua y el vino blanco. Reservé el agua de la lata de pimientos y también se la eché, es muy poca y le da algo de sabor. Incorporamos las especias, dos golpecitos de cada una. Como las salsas de soja tienen diferentes puntos de sal, os recomiendo que probéis el punto antes de cerrar la olla. Con la que yo utilizo no me hizo falta añadir sal pero puede haceros falta.

Cerramos la olla, la ponemos a fuego fuerte hasta que vayan subiendo las anillas, primero la amarilla y después hasta las dos rojas. Bajamos entonces el fuego a lento y dejamos que cueza durante 7 minutos.

Si tenemos tiempo y no se mueren de hambre podemos emplatarlo con ayuda de un molde o un aro de emplatar.



En casa ha sido un éxito, así que seguro que repetiré con Mi Arroz Perfect.
¡Espero que os guste y que les guste!