lunes, 12 de junio de 2017

Macarrones Integrales con Salsa Boloñesa

Hace tiempo que le abrí las puertas de mi casa al pan integral y fue muy bien recibido por toda la familia. Los peques fueron los que me pusieron sobre la pista un día que me dijeron que en el cole les habían puesto pan de puntitos y que les había gustado. Así que ni corta ni perezosa al día siguiente tenían un bocata de pan integral. Los viernes quieren el bocata de pan de molde con nocilla y en el pan de molde también nos hemos pasado al integral.  Es verdad que no es oro todo lo que reluce en cuanto a los panes integrales pero vamos haciendo lo que podemos. Ahora y con su paladar acostumbrado al integral compro uno de espelta que no está nada mal, tiene una forma un poco enrevesada para convertirlo en bocatas pero ya le he cogido el truquito para sacar sus tres bocadillos y el resto convertirlo en tostadas. Todo esto sin dramas y sin presiones, que cuando lo que tenemos más a mano es una barra de pan normal, pues se come el bocata de pan blanco y punto.

Otro día, hace un tiempo también, compré arroz integral, y en contra de lo que me esperaba no hubo protestas en masa. Así que ahora casi siempre que hago arroz como acompañamiento es integral. Incluso alguno que otro que no ha sido para acompañamiento también lo he hecho con arroz integral.

Faltaba probar con la pasta integral, estos niños son muy de pasta, bueno supongo que como todos y no tenía muy claro que les fuese a gustar. Una vez más me sorprendieron cuando me dijeron que estos macarrones marroncitos estaban muy buenos, que sabían igual que los otros.

Pero ¿por qué tengo yo este empeño en introducir alimentos integrales en la dieta de mi casa? A estas alturas creo que todos sabemos que los alimentos integrales son una opción más saludable que los que se hacen con harinas refinadas. Así que no hay más razón que esa, mi empeño en comer bien y darles a mis niños las herramientas necesarias para que sepan comer bien toda su vida, siendo consciente de que en un momento dado comerán y harán lo que les de la gana. 

De momento si vamos introduciendo alimentos integrales, ganaremos en fibra, minerales y vitaminas del grupo B. Además suelen tener menor índice glucémico, así que no tendremos picos de glucosa sino que esta se irá liberando poco a poco.

La salsa que elegí para estos macarrones fue boloñesa que les encanta y me iba a facilitar las cosas.

INGREDIENTES
(4PAX)

400g. de macarrones integrales
250g. de carne de ternera picada
30g. de cebolla
1 lata de 400g. de tomate triturado
1 diente de ajo
Aceite de oliva
Sal, pimienta
1/2 cucharadita de las de postre de azúcar (opcional)
Orégano o albahaca

Empezamos preparando la salsa boloñesa. Ponemos un poco de aceite en una sartén y doramos un poco el diente de ajo. Añadimos la cebolla picada finita y cuando esté blanda incorporamos la carne picada, damos unas vueltas. Echamos el tomate. Ponemos sal, pimienta y si le ponemos azúcar también es el momento. El azúcar le quita acidez al tomate y la cantidad que se echa es poca, pero si no queremos echárselo pues nadie nos obliga. Echamos también las especias que queramos, el orégano, la albahaca o las dos.
Tapamos y dejamos hacer a fuego medio-alto, 10 minutos removiendo de vez en cuando. Después bajamos un poco el fuego y dejamos otros 10 minutos. Comprobamos si ya tenemos la consistencia de salsa, si todavía está muy líquido, dejamos un poco más.

Cocemos los macarrones según las indicaciones del fabricante, la pasta integral suele tardar algún minutito más pero no mucho.

Solo nos falta dar el primer bocado. Hasta repitieron, así que punto positivo a la pasta integral.



¡Espero que os guste y que les guste!

No hay comentarios:

Publicar un comentario