lunes, 18 de diciembre de 2017

Quiche de Brotes y Jamón Sin Lactosa

Hace unos día me encontré un paquete de mezclum de lechugas y brotes que estaba llegando a su fin. Me hice una ensalada para comer, pero aún así todavía quedaba bastante y no me gustaba nada la idea de que acabara en la basura. Pensé en añadírselos a una crema, recurso fácil, pero me acordé de lo ricas que están las quiches, sean de los ingredientes que sean. Con los brotes, cebolla y unos tacos de jamón seguro que quedaba buenísima y cumpliría mi objetivo de aprovechar esa bolsa de mezclum.


No preparaba una quiche desde hacía un montón de tiempo y la verdad que creo que la voy a repetir más a menudo porque entre pequeños y mayores no quedó ni un trocito. Al principio el tema verde, parece mentira que sigamos así, centró todas las preguntas, pero una vez que le dieron el primer bocado sus dudas se convirtieron en alabanzas a lo buena que estaba la cena.

Aunque nosotros la comimos recién hecha y calentita, es un plato que podéis dejar hecho porque fría o templada también está buenísima. Y con estos días de compras, comidas, visitas, viajes y demás está bien poder dejar cosas hechas para cuando llegas a casa sin pizca de ganas de ponerte a cocinar.

Para hacer la quiche en vez de nata utilicé la Leche Ideal sin lactosa que venía además de un montón de cosas, en la Disfrutabox de este mes. La leche evaporada hace que la quiche quede un poco más ligera y también la podemos utilizar en salsas y cremas como alternativa a la nata. Además esta era sin lactosa, perfecta para quien tenga problemas de intolerancia.






INGREDIENTES
1 lámina de masa quebrada
100g. de cebolla
60g. de brotes
80g. de jamón en taquitos
3 huevos
200g leche ideal sin lactosa
30g. de queso rallado sin lactosa
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Sacamos la masa de la nevera unos 10 minutos antes de ponernos a preparar la quiche. Mientras que la masa se va atemperando podemos preparar el relleno. 
Picamos la cebolla finita y la sofreímos en aceite de oliva. Cuando vaya poniéndose transparente añadimos los taquitos de jamón y le damos unas vueltas. A continuación echamos los brotes y un pelín de sal, poco que lleva jamón. Sofreímos todo durante dos minutos a fuego medio y retiramos. 
Batimos los huevos, les incorporamos la leche Ideal y el queso rallado. Añadimos sal y pimienta. Echamos también la mezcla de cebolla, brotes y jamón.




Estiramos la masa un poco y la ponemos sobre un molde, normalmente la quiche queda con una forma mejor en un molde bajo, pero yo no tenía y la hice sobre uno de tartas normales desmoldable poniéndole un papel de horno. Nos ayudamos de los dedos para adaptarla al molde y que quede más o menos un borde de la misma altura. La metemos al horno a 200º hasta que coja un poco de color, unos 10´. Las masas compradas vienen ya preparadas para no subir, así que no hace falta ponerle peso.

Sacamos la masa e incorporamos el relleno, horneamos hasta que veamos que se va dorando y que el relleno está cuajado. Unos 30´. Empezará a subir un poco, pero no os preocupéis que una vez fuera del horno y mientras que ponemos la mesa volverá a bajar.




No dejéis de hacerla, a mi ya me han pedido que la repita.



¡Espero que os guste y que les guste!

2 comentarios:

  1. Que buena pinta Esther!! La haré seguro xq ni mi nuera ni yo podemos tomar lactosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, Petri. Ya me contarás si os gusta! Besos

      Eliminar