lunes, 26 de marzo de 2018

Ensalada tibia de Solomillo caramelizado

Ya estamos en primavera y empiezan a venirnos a la mente el sol, los platos fríos, las mangas cortas y las piernas al aire. Digo a la mente porque para hacerlo realidad todavía nos queda un poquito.

Entre los platos fríos están cómo no las ensaladas, es verdad que se comen todo el año pero apetecen más cuando hace calor. La de hoy se va a quedar entremedias porque es templada. No vamos a cocinar la verdura pero si vamos a cocinar y a servir calientes o tibios los demás ingredientes. 

Aunque las ensaladas se visten de verde y de ligeras, no todas los son. De hecho y sobre todo en alguna que comemos fuera de casa, un tamaño enorme, las salsas y algún ingrediente suele elevar su aporte calórico. Esto si la vamos a comer de forma individual, si la vamos a compartir las calorías se reparten. 





Yo esta vez me la hice para mi solita, iba a ser un plato de solomillo caramelizado o con un toque dulce para todos, que decidí hacer cuando vi el sirope de arándanos Maple Joe que venía en la Disfrutabox de este mes. Pero me autoofrecí de conejillo de indias y lo probé primero yo antes de hacerlo para toda la familia. Y aunque no preparé una ensalada muy grande, esta vez y sumando al sirope, el toque crujiente de los Mikado Intense el plato de ligero tenía poco, pero de rico se llevaba la palma. Un día es un día.


INGREDIENTES

75g.  de brotes de diferentes lechugas
85g. solomillo de cerdo
1 patata pequeña (80g.)
1 chorro de sirope de arándanos
mostaza
4 palitos de chocolate mikado 
1 puñadito de nueces
sal y pimienta
aceite de oliva

Salpimentamos el solomillo cortado en tiras y lo dejamos macerar con el sirope durante media hora. Mientras cocemos la patata con piel en el microondas, podéis cocerla en agua también. La pinchamos varias veces y la ponemos un minuto y medio por cada lado. Cuando la saquemos la dejamos envuelta en un trapo durante un minuto.
Cuando tengamos el solomillo macerado lo salteamos en un poco de aceite de oliva, echando también el sirope de macerarlo. El sirope se convertirá en caramelo, cuidado que no se queme, así que en cuanto se haga caramelo hay que retirar del fuego.
Es hora de montar la ensalada, colocamos los brotes de lechuga  y echamos un buen chorro de mostaza, disponemos la patata en rodajas y el solomillo por encima. 
Por últimos colocamos los mikado y las nueces, que aportarán un toque crujiente y riquísimo.

¡A disfrutar!



 ¡Espero que os guste!


2 comentarios:

  1. Esta sí que no me la pierdo. Que pinta, que buena!!����

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí, solita sin peques me la he zampado yo, está buenísima!! Eso sí, les he guardado los mikados que han sobrado ;) Ya me dirás si te gusta. BSS

      Eliminar